Una dulce tentación que cambia de color: Bizcocho de chocolate blanco con queso

Aunque lo más habitual en los bizcochos de chocolate es usar el negro, lo cierto es que cambiarlo por el blanco hace que la receta cobre un matiz especial a la vez que resulta igual de sabrosa y con una textura de lo más esponjosa, además de ser muy fácil de preparar.

Cuántas recetas de bizcocho conocemos? En realidad, las hay para todos los gustos y sabores. Prácticamente puedes combinar todos los ingredientes que quieras. Un bizcocho es un postre muy versátil y de fácil preparación. Este que proponemos hoy es una auténtica delicia.

Los de chocolate negro son los más habituales. Sin embargo, cuando nos encontramos frente a un bizcocho de chocolate blanco no podemos resistirnos a la tentación. Una receta que viene bien a cualquier hora del día y que tendrás lista en apenas una hora.

Los ingredientes son muy sencillos de tener en casa. El proceso de elaboración no es nada complejo y podrás tomar tu bizcocho tanto para el desayuno como para la merienda.

Ingredientes para la elaboración

  • 4 huevos.
  • 400 gramos de harina.
  • 250 gramos de azúcar.
  • 100 gramos de chocolate blanco.
  • 150 gramos de queso para untar.
  • 1 yogur natural.
  • 1 vaso del yogur de aceite de girasol.
  • 1 sobre de levadura.
  • Media cucharadita de bicarbonato.

 

bizcocho de chocolate1

Preparación paso a paso

Precalienta el horno a 180 grados centígrados para que esté listo de temperatura cuando vayamos a hornear el bizcocho.

Funde el chocolate blanco al baño maría o en el microondas y reserva.

-Bate los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa.

-Añade el yogur natural, el aceite, el queso y el chocolate blanco fundido y bate para que todos los ingredientes se integren bien.

Tamiza la harina con la levadura, ponle la media cucharadita de bicarbonato y mézclalo con la mezcla anterior con una espátula hasta que quede todo bien integrado.

-Vierte la masa en un molde desmoldable, engrasado con mantequilla y espolvoreado con un poco de harina.

Mete el molde en el horno precalentado y hornea durante unos 50 minutos aproximadamente (el tiempo de cocción dependerá de cada tipo de horno).

-Cuando el bizcocho esté listo, desmolda y deja que se enfríe encima de una rejilla, decorando luego al gusto.

-Una vez esté terminado, lo puedes espolvorear con azúcar glas para darle el toque final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *